GLOBAL COFFEE PLATFORM - Frente común para lograr la sostenibilidad en el sector del café

coffee_drying_in_parchment.jpg

La sostenibilidad se ha convertido en una cuestión socio-ecológica de primer orden en nuestra sociedad, con implicación directa en todo tipo de acciones y sectores, incluido el del café. Las iniciativas para mejorar la sostenibilidad en los diferentes procesos de este producto, no son pocas y la inversión para conseguirlo, tampoco. Es por ello, que más de 140 compañías y organizaciones de café líderes de todos los rincones del mundo, se han unido para establecer una plataforma central, Global Coffee Platform, desde donde coordinar de manera más efectiva los más de 350 millones de dólares que se gastan anualmente en sostenibilidad. El objetivo es, a través de la acción colectiva, lograr un impacto mucho mayor en los medios de vida de las familias cafetaleras del que se conseguiría con actuaciones puntuales y particulares.


Justo en el momento en que la industria internacional del café está batiendo récords, con más de 1,4 millones de tazas consumidas al día, los caficultores reciben los precios más bajos de la última década. La mayoría de ellos no cubren los costos de producción y su situación -y con ella la del café-, es más que preocupante.

Y es de este panorama actual del mercado del café que podemos extraer una buena y una mala noticia. La primera, la buena, es que, el mundo quiere tomar más café y, sobretodo, ¡más café sostenible! (se prevé que las tasas de crecimiento del consumo mundial anual se sitúen en torno al 1-2%); mientras que la mala noticia tiene nombre y apellidos propios, el de millones de productores de café que luchan contra problemas sistémicos en sus países, agravados por la actual y persistente crisis del precio del café.

ANTE LA CRISIS DE PRECIOS DEL MERCADO DEL CAFÉ, ¿QUÉ CAMINO DEBEMOS TOMAR?

Abordar la situación y sus factores subyacentes es una prioridad clave, sin una única respuesta simple para este problema complejo.

Si queremos dejar atrás la actual crisis de precios, es necesario trabajar para conseguir el compromiso de las bolsas internacionales de café; debemos incrementar las transferencias de precios a los productores; y garantizar, también, acuerdos más amplios de tostadores y minoristas para adquirir café sostenible (e informar al respecto, de manera transparente). Además, es necesario aumentar la eficiencia en las cadenas de suministro en los países productores a favor de una mayor participación en los precios FOB manejados por los agricultores; son necesarios instrumentos innovadores en los cafetales; y es importante, también, aumentar el consumo, especialmente en los propios países productores.

En definitiva, debemos garantizar la viabilidad económica del cultivo de café para lograr la sostenibilidad, también, en términos sociales y ambientales.

Y es en este sentido, que recientemente, desde Global Cooffee Platform (GCP) como organización transversal que somos y que reunimos bajo un mismo paraguas a productores, tostadores, comerciantes, gobiernos y ONG’s, que acabamos de lanzar una “llamada a la acción” dirigida a todo el sector y a los gobiernos, también, para abordar colectivamente la situación actual.

Solo si el café es rentable en todos los eslabones de la cadena, será atractivo para la próxima generación de productores de café, lo cual, por tanto, ayudará a la supervivencia del medio de vida de millones de personas, a la supervivencia del cultivo y a satisfacer la demanda creciente de café proyectada para 2050.

EL ALTO NIVEL DE FRAGMENTACIÓN DE LAS INVERSIONES EN SOSTENIBILIDAD HAN OBSTACULIZADO EL PROGRESO EN ESTE ÁMBITO

Anteriormente a la actual crisis, ya ha habido otras de las que deberíamos aprender. De hecho, para encontrar buenos ejemplos, no debemos retroceder demasiado en la historia del café. La última gran crisis de precios de hace 15 años que sacudió los cimientos del sector cafetero mundial, es una muestra. En ese momento se produjo una reacción de liderazgo inédita, cuando un grupo de organizaciones, gobiernos y empresas se reunieron para tratar de identificar cómo producir, comercializar y comprar café de una manera más sostenible y en escala. El resultado fue la Asociación 4C y su Código Común para la Comunidad del Café, un conjunto de prácticas mínimas de producción sostenible para ser aplicadas en primera instancia e irlas mejorando a lo largo del tiempo. La Asociación 4C se convirtió en el esquema de verificación de más rápido crecimiento en el sector, complementando el éxito de las certificaciones voluntarias de sostenibilidad.

Sin embargo, a pesar de todos los progresos conseguidos, de los nuevos enfoques de la cadena de su ministro, de los esfuerzos de otras iniciativas dirigidas a abordar problemas específicos, o del trabajo de las compañías que desarrollan sus propios esquemas internos de sostenibilidad, está claro que, hoy, todavía existen millones de pequeños productores de café que se enfrentan a grandes desafíos y carecen de atención y apoyo.

¿Y todo esto por qué? Pues porque los principales problemas sistémicos en el sector del café, especialmente en los países productores, y el alto nivel de fragmentación de las inversiones en sostenibilidad han estado obstaculizando el progreso e impacto previstos.

De aquí que Global Coffee Platform pretende ser un paso adelante en el planteamiento de 4C y su Programa hacia una Plataforma Mundial del Café.

Somos más de 140 organizaciones de café líderes de todo el mundo, unidas en una plataforma abierta e inclusiva, con socios públicos y privados dispuestos a que los millones de dólares que se gastan anualmente en sostenibilidad sean más efectivos al favorecer, a través de la acción colectiva, un impacto en los medios de vida de las familias que cultivan café y sus comunidades, mucho mayor que el que se pueda conseguir a través de acciones individuales.

El hecho de que ahora estemos experimentando una nueva crisis de precios que perjudica a las familias y trabajadores de los cultivos de café pone en peligro los esfuerzos realizados durante estos años y los planes que están en marcha. Hay que responder de manera urgente y colectiva. Trabajar y colaborar con una organización que tiene un plan para abordar varios de los problemas asociados con la crisis es un ¡muy buen comienzo!

SIN CAMBIOS, ¿DÓNDE PELIGRA EL CAFÉ?

Sin un cambio, la supervivencia del café estará en riesgo en todos los países productores, en especial, en aquellos en los que, a fecha de hoy, no se han logrado implantar niveles de productividad y eficiencia, al estilo, por ejemplo, de los de Brasil o Vietnam.

Una falta de acción aumentará la pérdida de fuentes generadoras de ingresos en las áreas rurales, especialmente en América Central y África y, por lo tanto, en la diversidad de los orígenes del café. Y no debemos olvidar a los países con- sumidores. Si se produce, procesa, comercializa, tuesta y consume menos café, la industria y los consumidores se verán ineludiblemente afectados.

Las sinergias entre los productores y la industria son vitales si queremos ver un futuro próspero y sostenible. También es igualmente importante que otras partes interesadas involucradas en el sector del café se sienten no solo en la mesa, sino que también compartan la responsabilidad, colaboren entre sí y actúen colectivamente sobre los problemas sistémicos más grandes que amenazan ese futuro. Y es, precisamente en este punto, en el que Global Coffee Platform toma su mayor valor.

¿CÓMO ORIENTAR AL CONSUMIDOR PARA AUMENTAR LA DEMANDA DE CAFÉ Y UN CONSUMO MÁS SOSTENIBLE?

¡A través de la lectura de revistas como Fórum Café! Y a través de la sensibilización de marcas y minoristas, cafeterías y baristas. Y es que no debemos pasar por alto, que los consumidores tienen la gran responsabilidad de mostrar su nivel de comprensión y compromiso con la sostenibilidad a través de sus decisiones y hábitos de compra. Conocer las acciones emprendidas por su marca proveedora de café y su grado de compromiso para mejorar los medios de vida de sus socios de la cadena de suministro, sin duda, resultará un excelente reclamo para conseguir este deseado incremento de demanda.

Annette Pensel, Directora Ejecutiva de Global Coffee Platform 1 Organización Internacional del Café


Descargar artículo en PDF