UNA GUARDIOLA PARA LA COOPERATIVA EL PENSATIVO

Guardiola.jpg

La Cooperativa guatemalteca El Pensativo está de estreno. A mediados de este mes de marzo y gracias a la colaboración de Café Mundi recibirá su nueva secadora de café guardiola, un equipo imprescindible para sus tareas que les permitirá no sólo ahorrar en costos, sino incrementar socios y, sobre todo, asegurar la calidad de todos sus cafés. 

La Cooperativa El Pensativo está formada por 72 socios con fincas de café en la falda del volcán Acatenango, un área de larga tradición cafetera en Guatemala con más de ochenta años de historia. El origen de la entidad se remonta a 1969, cuando la antigua finca El Pensativo fue dividida en varias parcelas y los propietarios de cada una de ellas decidieron unirse para obtener mejores ventajas competitivas en la producción de su café. Inicialmente únicamente recepcionaban el grano de sus asociados, pero desde el año 2002, además, empezaron a procesar para sus socios, los cafés SHB (del inglés Strictly Hard Bean), cultivados entre los 1.200 y 1.650 metros de altitud. 

Para realizar estas tareas de procesamiento, los cooperativistas de El Pensativo contaban hasta hace unos años con una secadora rotativa. Sin embargo, una avería técnica y el alto coste de una reparación con pocas garantías de durar demasiado, dejó hace tiempo al viejo equipo en un rincón de los almacenes de la cooperativa. Y es allí donde la descubrieron hace unos meses una delegación de Icona, empresa española de café verde y patrona de Café Mundi. 

Tras interesarse por su estado y el motivo del porque estaba en desuso, trasladaron el caso a Café Mundi que hace pocas semanas aprobó dedicar una partida del presupuesto de este 2019 destinado a dar cobertura a proyectos que ayuden a mejorar las condiciones de vida de comunidades cafetaleras, para comprar una secadora guardiolapara la Cooperativa El Pensativo. 

“En época de cosecha, en la cooperativa nos juntamos con cerca de 2.500 sacos de café pergamino para procesar (115.000 kg), sin embargo, nuestros patios, solo tienen capacidad para unos 1.300 quintales (59.800 kg), lo que, sin la ayuda de una secadora, resulta del todo insuficiente para ofrecer la agilidad que requiere el proceso de secado. Es así que desde que se estropeó nuestra vieja máquina, debemos enviar parte de nuestros cafés a la Cooperativa Acatenango para que se ocupen allí de su procesamiento. Esto supone un incremento de los costes de producción y pone en riesgo, además, la calidad de nuestros cafés, tanto por la necesidad de secar parte de nuestro café sobre nylon, como por el deterioramiento de su secado, ya que, si este no se realiza a tiempo y con la capacidad necesaria, la humedad residual puede provocar la aparición del hongo del moho, fatal para el café. Por encima de los 11 grados de humedad, este riego ya existe”, explica Arnulfo Marroquín, presidente y representante legal de la Cooperativa El Pensativo.

Con la nueva secadora la cooperativa pondrá fin a estos problemas y además, el nuevo equipo les permitirá seguir creciendo en número de socios y producción. 

“Hasta ahora no hemos podido aceptar más miembros en nuestra organización pues no tenemos capacidad para procesar todo el café que nos llega. Sin embargo, con la nueva secadora podremos incorporar nuevos asociados, lo que en una entidad como la nuestra representa un beneficio tanto para los nuevos integrantes como para los que ya formamos parte de ella”. 

Actualmente El Pensativo da Servicio a 72 socios, 10 de ellos, mujeres caficultoras. Las fincas de sus socios tienen una extensión media de 1,7 hectáreas y todas se encuentran ubicadas entre 1.500 y 1.800 metros de altitud. Las variedades de café más habituales en todas estas fincas son: Catuaí, Caturra, Bourbon, Sarchimor, Anacafé 14, Pache y de un tiempo aquí, también, Marsellesa que han introducido de forma experimental y de la que recogerán sus primeras cerezas en la cosecha 2019/2020. Esta variedad que presenta una buena calidad en taza y resistencia a la roya del café apareció por primera vez en 1988, fruto de un estudio de mejoramiento genético de la variedad Sarchimor, cruce a su vez de Villa Sarchi (de la familia del cafébourbon) y el Híbrido de Timor.

Cafe Mundi - Se§or 1.jpg

“En la temporada 2017/2018, entre todos nuestros socios, alcanzamos una producción de 112 toneladas de café pergamino SHB (tres veces más que hace una década). Con la nueva guardiola, esperamos incrementar esta cantidad. El equipo tiene capacidad de 60 quintales (2.760 kilos) de secado a la hora, lo que nos permitirá, como ya comentaba antes, sumar a nuevas familias a nuestra organización que no sólo podrán aprovechar nuestros servicios, sino también los de Fedecocagua - Federación de Cooperativas Agrícolas de Productores de Café de Guatemala - cooperativa de segundo grado, a la que pertenecemos y de la que somos socios fundadores. 

Esta federación está facilitando el desarrollo continuo de todos sus miembros, incluida nuestra entidad y ha sido a través de ella, por ejemplo, que se ha gestionado con Café Mundi la ayuda para la compra de la secadora. 

Fedecocagua trabaja para elevar el nivel de vida de los caficultores, mejorar su formación y conseguir mejores resultados en el mercado para nuestros cafés. Un agrónomo pagado por la Federación, por ejemplo, nos visita una vez por semana para formar y asesorar a los cooperativistas, así como a sus hijas e hijos interesados en continuar involucrados en un futuro en la producción de café. Disponemos, además, de pre-financiación a través de la Federación y somos beneficiarios de proyectos sociales y técnicos desarrollados por la Fundación UGK, el brazo social de Fedecocagua. A través de la Fundación, se han mejorado las viviendas de los socios, se ha implementado una planta para el tratamiento de aguas mieles y se han regalado matas de café para renovar las plantaciones. Además, UGK, toma en cuenta, también, otras necesidades colaterales a la producción del café y que afectan directamente a la vida de las familias cafetaleras. Tal es el caso, por ejemplo, de proyectos relacionados con la educación de nuestros niños y que pueden ir desde la adecuación de las instalaciones en algunos colegios, al reparto de material para los alumnos, como el realizado en la escuela pública de la aldea Los Planes ”

Otra de las acciones que impulsa Fedecocagua entre sus 70 cooperativas asociadas y otros grupos de pequeños productores no socios es el impulso de la calidad como valor diferencial para sus cafés. La Federación invierte alrededor de 3,1 millones de dólares al año, para proveer a sus asociados y otorgarles asistencia técnica y asesoría para poder tener acceso a diversas certificaciones: Triple A, Rain Forest Alliance, Fairtrade... En total, la Federación exportó en la cosecha 2017/18 483.580 sacos de café oro producidos por los 23.500 caficultores afiliados a entidades de la federación,por un valor de 74.182.068$.

“Uno de los orgullos de la Cooperativa El Pensativo es haber recibido la certificación Fairtrade FLO / Comercio Justo, Utz Certified y CAFÉ Practices de Starbucks para nuestros cafés. Además, en 2014 obtuvimos el tercer lugar en el concurso que Fedecocagua organiza hace más de una década con la importante cadena japonesa de tiendas de café Tully’s. El concurso es interno y está dirigido a las cooperativas asociadas. Los lotes ganadores son comercializados bajo una marca especial”.

Independientemente de si el café va para Tully’s o no, todo el grano recogido por los cooperativistas de El Pensativo se comercializa a través de Fedecocagua que entre sus clientes cuenta con aproximadamente 20 tostadores españoles. 

“Si tienen oportunidad de probar nuestro café, degústenlo sólo, sin mezclar y sin azúcar. ¡Les garantizamos que así disfrutarán más del sabor y los aromas propios del café de Guatemala!”.


Secadora Guardiola                                                                      

 Laguardiola es uno de los modelo de secadoras de café más populares en Sudamérica y muy especialmente en Guatemala de donde es originaria. Se trata de una secadora rotativa formada por un tambor metálico con varias cámaras, donde se introduce el café que se seca al contacto con el aire caliente. Este aire se inyecta a través de un eje que atraviesa todo el tambor y que mediante tubos radiales acoplados a este conducto central se distribuye a las diferentes cámaras del equipo. 

El tambor está construido con lamines perforadas, de modo que mientras  el equipo rota, el aire caliente pasa a través del café que va girando y cayendo dentro del cilindro. Ya saturado de agua, el aire sale por los agujeros de las paredes. Durante todo este proceso, la masa de café esta continuamente en movimiento y en contacto con el aire de secado, por lo que se garantiza una óptima y homogénea calidad de secado. 

La secadora guardioladebe su nombre a su inventor, Josep Guardiola, un emprendedor de Aleixar (Tarragona) que viajó a Guatemala en el año 1875 buscando fortuna, la cual encontró en el café. 

En las últimas décadas del siglo XIX, este país centroamericano era el principal exportador mundial de este producto, incluso por delante de Brasil y Colombia, y Guardiola se hizo de oro vendiendo el café de su finca Chocolá a clientes de todo el mundo. Entre sus aficiones figuraba el desarrollo de artilugios varios - máquinas para lavar café, secar, trillar…-, y de una de sus ideas surgió esta secadora, hoy conocida con su nombre. 

Esta máquina fue un invento revolucionario para el sector de la época, ya que permitía secar los granos de manera rápida y uniforme, conservando, además, su color. A día de hoy se sigue utilizando en miles de fincas de café por su alta eficiencia y fácil manejo que permite ajustar los resultados a cada grano.

Las guardiolaspueden trabajar en cualquier rango de humedad del café y los modelos más modernos aseguran grandes ventajas energéticas, con eficiencias térmicas muy por encima de otros sistemas de secado automático. Es así que estos equipos más innovadores incluyen controles de temperatura y flujo de aire variable lo cual permite un perfil de secado constante de principio a fin, ya que ambos parámetros se pueden ir ajustando en función de la disminución de humedad en el grano. Además, este aire caliente se inyecta en el tambor de forma indirecta para no causar ningún efecto nocivo en la calidad del grano. La fuente de calor para calentar el aire, por su parte, puede ser generada por una caldera con dosificador de pergamino reciclado ó con gas propano, en caso de ser necesario. 

Las capacidades de carga de los diferentes modelos de esta secadora en el mercado son tantas, que existen guardiolaspara todo tipo de necesidades. 

La nueva guardiolade la Cooperativa El Pensativo, tiene una capacidad de secado de 60 quintales (2.760 kilos) de café a la hora. Se acciona con motor eléctrico y dispone de base para asegurar la instalación, sistema de transmisión, un ventilador y un horno individual. 

La secadora se ubicará en la planta de secado de la cooperativa, en la aldea Los Planes, (Acatenango, Chimaltenango). Esta planta forma parte de su beneficio húmedo, donde tienen, también, un tanque de recepción para café maduro (cereza roja - café recién cortado de los árboles), máquinas para extraer la pulpa (pulperos), tanques de fermentación y patios de cemento para secar el café.