International Women’s Coffee Alliance

mujer.jpg

“Un estudio tras otro confirma que no existe una estrategia de desarrollo más beneficiosa para la sociedad en general, tanto mujeres como hombres, que una que involucre a las mujeres como protagonistas. Ninguna otra política puede aumentar mejor la productividad económica, disminuir la mortalidad infantil y materna o mejorar la nutrición y promover la salud. Cuando las mujeres están totalmente involucradas, los beneficios se perciben de inmediato: las familias mejoran su salud; están mejor alimentadas; y sus ingresos, ahorros y reinversiones aumentan... Lo que sirve para las familias, sirve para las comunidades y, eventualmente, también, para países enteros ”.

Kofi Annan (1938-2018)


Según datos de la Organización Internacional del Café, actualmente más de 25.000 millones de personas en el mundo trabajan en el sector productor de este producto. Los países miembros de esta institución que proporcionan información indican que, de promedio, el 35% de los empleados del café son mujeres, con ratios que se sitúan por encima del 85% en países como Camerún.

En 2003, mujeres caficultoras de Costa Rica, Nicaragua y del sector del café de los Estados Unidos se unieron para unir esfuerzos en su objetivo compartido: mejorar todos los aspectos de la industria del café al empoderar y conectar a las mujeres.

Con el tiempo y el apoyo de importantes asociaciones del sector, esta idea se convirtió en una organización, la International Women's Coffee Alliance (IWCA) que hoy en día conecta mujeres y comunidades de 24 países, desde Burundi a Australia, pasando por Kenia, Etiopía, Japón, Filipinas, Yemen, Costa Rica, Guatemala o Brasil. En Europa, Alemania será el primer país que contará próximamente con una chapter de la IWCA, en estos momentos en formación.

En todos estos países, la organización trabaja con un único objetivo final: “Mujeres más fuertes = Café más fuerte” y para ello apoyan todo tipo de programas dirigidos a fortalecer acciones que empoderen a las mujeres para que alcancen su máximo potencial. Es así, que participan en planes que aseguren la plena inclusión de mujeres y jóvenes en todos los estamentos del café. Además, la IWCA concentra sus esfuerzos en acciones que fomentan la armonía del impacto ambiental, social y económico y crea y colabora en estrategias pensadas a facilitar la asignación equitativa de recursos en el mundo.

PROYECTOS A MEDIDA

Ahora bien, una de las características propias de esta organización es que todas estas acciones no se desarrollan de forma estandarizada, ni bajo las directrices de una central, sino que son las chapters de cada país, que bajo un protocolo de buena conducta, se encargan de decidir qué planes desarrollar.

“El contexto de cada país es diferente, con sus propios avances y sus propios desafíos continuos. El personal de IWCA Global no es experto en cada país y, por lo tanto, son laschapters de cada territorio las encargadas de llevar a cabo nuestra misión. No tenemos constancia que exista ninguna otra organización, en café o en cualquier otro producto, cuyo enfoque fundamental conecte la cadena de suministro completa; facilite y requiera que las personas se unan en su propio contexto para identificar los desafíos que deben afrontar; y que mantenga el principio común de la necesidad de reconocimiento, compromiso y liderazgo de las mujeres, en toda la cadena de suministro y en todos los diferentes contextos.”, explican Blanca Castro,chapter manager y Kellem Emanuele, directora ejecutiva de IWCA. Partiendo de este planteamiento, ambas líderes aseguran que las posibilidades de la mujer en el mundo del café, son infinitas y ponen como ejemplo el de María Rosa Elena Romero de Castro de El Salvador que bajo el auspicio de la IWCA se ha convertido en una orgullosa caficultora.

“Después de trabajar durante varios años en diferentes puestos de una cooperativa de café en su ciudad natal de Jucuapa, en la región productora de café de Tecapa-Chinamesa, María Rosa Elena conoció a nuestra sección salvadoreña del IWCA en la Convención Bianual del Café de 2011. En 2015 se benefició de un microcrédito Earth's Choice y María recibió un préstamo para el material de empaque de café. Después de pagar con éxito su primer préstamo en seis meses, María obtuvo un segundo préstamo para comprar café verde adicional para tostar. Su tercer préstamo fue para una máquina de tostar de café de 30 libras, lo que le permitió controlar su propio tueste. Ahora está cerca de pagar su cuarto préstamo, que invirtió en una camioneta pick-up para moverse por la finca y entregar sus productos a las tiendas locales donde se vende su café "Café de mi tierra” .

Además, para seguir desarrollando su negocio, María recientemente ha empleado a dos mujeres jóvenes para ofrecer catas y promocionar su café entre los clientes de los tres centros comerciales de Juacuapa. Con lo que poco a poco ha ido ahorrando de los beneficios de su actividad con el café, María, también, ha abierto una panadería donde también ofrece pizzas”, explican orgullosas, Castro y Emanuele.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

“Otro ejemplo de todo lo que las mujeres consiguen a través de su empoderamiento en el sector del café y en la sociedad en general, continúa las dos responsables de IWCA, son los muchos proyectos que apadrina la sección india de nuestra organización.

La chapter de este país, con la ayuda de otros colaboradores, organiza desde el año 2014 el Coffee Santhe (Mercado del café), un evento que no solo ha aumentado la visibilidad de nuestra organización en la India, sino que también ayuda a recaudar fondos para los diversos proyectos de nuestra alianza allí. El Santhe reúne a mujeres de diversas regiones productoras de café de ese país, propiciando, así, nuevas conexiones que ayudan, además, a determinar nuevos programas para apoyar a otras mujeres o comunidades que pasan por situaciones críticas. En todo este tiempo han recogido en este mercado, fondos para becar los estudios de muchos hijos de mujeres caficultoras indias; también han creado un programa de desarrollo de habilidades en temas como deportes, atletismo, informática e inglés para mujeres jóvenes caficultoras; y el año pasado se crearon unos campamentos de salud en las regiones tradicionales de cultivo de café del valle de Araku en Andhra Pradesh y Sakleshpur en el estado de Karnataka”.

En su repaso de las muchas intervenciones llevadas a cabo, y como muestra de la diversidad de acciones que permite una alianza de mujeres unidas para empoderar y conectar a las mujeres del mundo del café, Blanca Castro, chapter Manager y Kellem Emanuele, directora ejecutiva de IWCA, destacan, también, uno de los proyectos de IWCA Perú.

“La sección peruana ha liderado un equipo de entidades asociadas para organizar un taller de varios días de capacitación técnica, para 200 mujeres de aldeas cafetaleras que rara vez tienen acceso a estos recursos. La reunión de todas ellas, se convirtió, además, en una oportunidad para brindar a las participantes acceso a recursos de salud familiar, incluida la atención médica y la nutrición. Quizás lo más notable de esta acción sea la atención prestada al cáncer cervical. Este cáncer es casi 100% tratable, sin embargo, es la segunda causa más común de muerte por cáncer entre las mujeres en Perú debido a la falta de exámenes periódicos. Tanto es así, que en el caso de estas 200 mujeres, el examen que les realizaron con motivo de esta capacitación técnica en café, fue el primero de sus vidas. Dos de ellas dieron positivo en las pruebas y pudieron comenzar un tratamiento inmediato con el apoyo de uno de los participantes del taller, Crescendos Alliance.

Además del valioso currículo cubierto, las participantes también informaron que el taller les brindó la oportunidad de conectarse y crear redes de apoyo personal que han seguido activas mucho después de que concluyó el evento.

Para continuar trabajando en este tipo de proyectos, las responsables del IWCA confiesan que se enfrentan al gran reto de seguir tejiendo contactos con asociaciones y con la industria para recoger los fondos y, también, las colaboraciones necesarias que les permitan seguir actuando a nivel mundial y local.

Fuentes: International Women's Coffee Alliance (IWCA)

Descargar artículo en PDF